El Consejo mundial de la Familia marianista publica un documento importante. Hoy hay ya una nueva realidad eclesial y una nueva conciencia: las “familias carismáticas”. Es decir, la comunión de diferentes formas de vida (laicos seglares, religiosas y religiosos, sacerdotes) enraizados en un mismo y único carisma. Muchas de estas familias carismáticas son de reciente creación, aunque una de las formas tenga siglos de existencia y las otras acaben de nacer. En cambio, la Familia marianista es una “familia carismática” desde su origen. Primero surgió el movimiento laical en Burdeos, Agen etc (La Congregación de la Inmaculada) y entre 1816 y 1817 nació el “Instituto de María”, es decir, las Hijas de María y la Compañía de María. Aunque el movimiento laical quedó muy debilitado y casi desaparecido (por lo menos en la edad adulta) durante cien años, a partir de la mitad del siglo XX empezó de nuevo a brotar y extenderse. Era una recuperación feliz de lo que fuimos en los orígenes. E inmediatamente llegó la realidad de la constitución de un Consejo mundial y los consejos nacionales y locales. Este documento nos ayuda a sentirnos “familia carismática marianista”.  Descargar en Espiritualidad o aquí:  PDF