Un mismo fin de semana, 6-7 de abril. En Irún (Guipúzcoa), -arriba-, en la casa de espiritualidad “Egiluze”, un grupo de fraternas/os de San Sebastián, Vitoria y Zaragoza, se prepara para la consagración definitiva. En Huarte-Pamplona (Navarra) -abajo- otro grupo de fraternos del norte, hacen sus ejercicios espirituales anuales. Tiempo de escucha del Señor, tiempo para celebrar juntos la fe, para compartir el carisma marianista, don de Dios a su Iglesia.