“Nos toca la Tierra”: es el lema de este curso 2019-20, que cierra un ciclo de tres años con “Educar para la Justicia, la Paz y la Integridad de la Creación”, una de las Características de la educación marianista. Un lema absolutamente actual pues el clamor mundial por un “cuidado de nuestra Casa común” (como le llamó el papa Francisco a la Tierra en su encíclica “Laudato si”) se ha hecho bien visible en este comienzo del curso escolar. La cumbre de Naciones unidas, el liderazgo de una chica de 16 años (Greta Thunberg) en este grito de todos los jóvenes del mundo por proteger y cuidar nuestro Mundo han sido un contexto extraordinario. Ahora “nos toca la Tierra”. Nuestros niños y jóvenes de los veinte colegios de la Red educativa marianista comienzan una aventura de gran responsabilidad. Y es un lema que no puede ser circunstancial, su compromiso no puede acabar al terminar el curso. ¿Qué nos toca hacer cada día para vivir este cuidado con las personas, con la naturaleza, con los medios tecnológicos, con las herramientas de nuestro trabajo y de nuestra cultura?