Las Fraternidades marianistas de la Provincia de Madrid han iniciado su proyecto proporcionando un hogar a una familia palestina en proceso de integración en España. Esto ha sido posible gracias a la colaboración de los religiosos marianistas que han ofrecido un piso vacío. Todo surge por la línea de acción “Encarnar al refugiado” de la VI Asamblea de Fraternidades de 2016. La familia Alzaiti, que procede de la “franja de Gaza”, la zona con más problemas económicos y sociales de la Autoridad Palestina,  ya está en su nueva casa. En la foto tenemos a los padres y a los hijos más mayores. Un grupo de voluntarios trabaja para apoyarles y acompañarles en su proceso de incorporación a la sociedad madrileña. Gracias, fraternos, por haber luchado para que este proyecto se encarnara en personas concretas y hayáis testimoniado que “acoger” no es solo un deseo sino un compromiso real: “Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedásteis” (Mat 25)