Comienza el 7º Encuentro Internacional de las Comunidades Laicas Marianistas “Caminando de la mano: el don de los laicos a la Familia Marianista”.  Esta nueva fiesta de convivencia e intercambio se celebra en Corea del Sur del 12 al 18 de agosto de 2018. Y la comenzamos con una nueva esperanza y alegría por el Bicentenario de la Vida consagrada marianista, celebrado los años 2016-17, y con la inmediatez de la Beatificación de la Madre Adela en Agen en el mes de junio. Como se indica en el tema de este encuentro, esperamos que el Encuentro Internacional de las CLM en Corea del Sur sea el “Foro del Festival” en el que todos los laicos marianistas del mundo caminen de la mano hacia el Señor y el “Foro de la Comunicación” en el que la Península de Corea, que sufre por la división de la nación, logre la paz a través del amor de Cristo. Felix Arqueros, actual presidente internacional de las CLM, ha dirigido a todos los Laicos Marianistas y a la Familia Marianista una circular, que comienza así:

“Sé que en las distintas partes del mundo vivimos situaciones diferentes y tenemos sensibilidades y realidades plurales que se relacionan de diferentes modos. Es a esta, nuestra realidad multicolor, a la que dirijo estas palabras con la confianza puesta en el Señor, que guía nuestros pasos. Hoy más que nunca estamos llamados, a ponernos en camino, a salir al encuentro del hermano. Llamados a caminar de la mano de Dios, del hermano y en Familia.

Cuando dos personas caminan de la mano, aunque tengan distinta altura, peso, complexión y ritmo, acompasan sus pasos para avanzar juntos y hacer un camino común, al unísono. Salen juntos, hacen el camino juntos y llegan juntos.

En los últimos años, he tenido la oportunidad de tener una visión más global de nuestra Familia y esto me ha ayudado a afianzar una idea en la que creo profundamente desde hace mucho tiempo: solo tendremos futuro si somos Familia, si somos Familia de verdad.

Seguro que el Padre Chaminade nos soñó así ante el Pilar: como una Familia, inserta en el mundo y en la Iglesia, trabajando de la mano para traer a Cristo al mundo como hizo Maria.

Esta es precisamente, mi esperanza para el futuro: que seamos capaces de CAMINAR y darnos las manos. Las manos se ofrecen, se acercan, se entrelazan, unas veces empujan hacia adelante, sujetan para no caer, para rezar, para ir al lado, no más arriba ni más abajo.

Tenemos suerte de ser una Familia, los puntos fuertes de cada rama suman, nos dotan de fortaleza a todos y añaden más valor que cada uno por libre. Así “La Unidad prevalece sobre el conflicto”, porque nuestros hermanos y hermanas siempre son más valiosos que nuestras actitudes personales.

Para poder caminar de la mano debemos ser lo que cada uno somos y poner nuestros talentos al servicio del otro y de nuestra misión común”.

Para leer o descargar la circular completa AQUÍ:  Circular Felix Arqueros CLM Esp