Peregrinar a Burdeos, acudir a Madrid a las JMJ, fortes… in fide.

«Fuertes en la fe». Una expresión muy marianista que resume nuestro ideal, aquello a lo que aspiramos: ser hombres y mujeres de fe.

Peregrinar a Burdeos significa emprender un viaje a nuestros orígenes, los de la familia marianista; al lugar donde tocan fondo nuestras raíces. ¿Para qué? Para alimentarnos del mismo espíritu que empujó a nuestro fundador, el Beato G. José Chaminade. Él fue un hombre de fe y comprendió que sin una fe firme cualquier intento de vida cristiana se desmorona.

Queremos arraigarnos en esa fe que mueve montañas, la fe que nos viene de los primeros discípulos de Jesús, los apóstoles; de los grandes santos, de nuestro fundador, de los marianistas, laicos y religiosos, que nos han precedido.

Catedral de Burdeos

En un tiempo en que todo lo que olía a cristiano era menospreciado y perseguido, el Padre Chaminade lanzó un mensaje arriesgado: Nova bella elegit Dominus. Una nueva forma de combatir ha elegido el Señor. ¿Cómo? Por medio de la fe. La fe es el arma, como en otro tiempo quiso Dios que Goliat fuera vencido por la honda de David. «Con la fe lo podremos todo —decía—. Sin ella no podremos nada». La fe produce convicciones íntimas, inamovibles, más fuertes aún que cualquier verdad que proceda de nuestra inteligencia. La fe produce una íntima certeza en el corazón: que para Dios nada hay imposible, y que nada ni nadie podrán separarnos de su amor. El hombre de fe vive de esta
sencilla confianza y en su debilidad se siente fuerte porque sabe de quién se ha fiado.

Vamos a emprender un viaje en busca de las fuentes de nuestra fe. Desde Burdeos iremos a Zaragoza y allí nos detendremos para pedir a María «fortaleza en la fe». La última etapa será Madrid donde nos uniremos a peregrinos de todo el mundo que quieren, como nosotros, crecer en la Iglesia fuertes en la fe. fortes.marianistas.org.

¿QUÉ ES? ¿te vienes?

 

Tags: , , , , ,