Un fin de semana intenso, de trabajo y convivencia, con un orden del día cargado de temas y planificación. Siete Aguas, en mitad de las montañas valencianas, fue el escenario de este Consejo de fraternidades de la provincia de Zaragoza. Allí acudieron los responsables de las zonas: Almería, Barcelona, Zaragoza, Vitoria, San Sebastián y Valencia. Frío y viento en el exterior, que no nos impidió un paseo por el monte. Calor e intimidad, que brotaba de la chimenea dentro de la  casa y de nuestra relación.