Se celebró en Zaragoza, calle Padre Chaminade 18, del 18 al 21 de agosto. Fue el último del provincialato de Miguel Ángel Cortes, y por tanto el octavo capítulo de la nueva provincia de “España”. En él resonó de nuevo con fuerza el Capítulo general de la Compañía de María (del verano pasado) y se encargó al nuevo consejo provincial la elaboración de un programa de aplicación de dicho capítulo general. Fueron cuatro días de intercambio fraterno, de trabajo en pleno y comisiones, de escucha de los informes de todas las áreas del gobierno, y de decisiones para el nuevo curso.