Aquí, en lo que ahora es este Salón capilla del Colegio “Bajo Aragón”, nació hace cincuenta años la parroquia “Santa Cruz”. Aunque el Templo parroquial ha cambiado de lugar (ver la foto siguiente), “parroquia” no es fundamentalmente un espacio, sino una comunidad cristiana viva, evolucionando y al servicio de la fe, la evangelización y la comunión del pueblo de Dios en la diócesis de Zaragoza. Y esa comunidad cristiana está íntimamente ligada al Colegio marianista Bajo Aragón, a la familia marianista y al barrio. En esa “manzana” histórica (Miguel Servet, Padre Chaminade…) fue donde comenzó la misión marianista, primero con el Colegio Santa María del Pilar (en el Palacio Larrinaga), más tarde con el Noviciado, la Administración provincial de Zaragoza, el nuevo colegio Bajo Aragón… Tanta vida, tanta misión compartida, que estos días se celebran con un GRACIAS muy grande al Señor, a María y a todos los que han puesto su corazón y sus manos para construir Iglesia en esta ciudad tan marianista.

Y… algunas imágenes de la Eucaristía de acción de gracias por estas Bodas de oro, presidida por el arzobispo de Zaragoza, don Vicente Jimenez. A su lado, el P. Manuel Cortés, superior general de la Compañía de María. Domingo 22 de abril 2018.