El 26 de diciembre se encendió la antorcha de la 39ª Olimpiada marianista, que se ha celebrado en Ciudad Real, con motivo del Centenario de la presencia marianista en la ciudad. A las cinco en punto, ante la Puerta de Toledo…

Un niño cruza la Puerta gótico-mudejar, símbolo de Ciuadad Real… Lleva una luz en sus manos…

Y esa luz se la entrega al director del colegio, que se la pasa a la alcaldesa de la ciudad

La alcaldesa enciende la antorcha y se la da al primer corredor

La Olimpiada comienza con esta carrera, que inventaron los griegos hace muchos siglos… Es la carrera de la convivencia y la superación, del esfuerzo y la fraternidad, de la alegría de los pueblos y de la Paz.

Detrás, el colegio corre con él. Mañana, serán ya diecisiete colegios de toda España… en el gran encuentro olímpico marianista. Cuatro días únicos. “TU LATIDO CUENTA”.


 Y después de tres días de atletismo, futbol, baloncesto, voleibol, balonmano, padel y ajedrez… y de la “Olimpiada paralela” (cultural, recreativa y religiosa)…

Las medallas conquistadas y entregadas en la Clausura, Pabellón “Quijote Arena”:

Los trofeos de equipos llevaban la cruz marianista de tres hojas, memorial de los tres mártires de Ciudad Real, reproducción de la torre de entrada de las nuevas instalaciones del colegio Nuestra Señora del Prado:

La Olimpiada se ha cerrado cuando Antonio Victor, coordinador general, el día 30 ha encendido de nuevo la antorcha del pebetero para entregarla al Colegio San Felipe Neri, de Cádiz, que organizará la próxima Olimpiada de 2017. “¡Tu latido cuenta!” ¡Hasta Cádiz!