“En palabras de Adela” nº 4, nos trae, con estas dos palabras, modelo y patrona, el referente que es Ella en la historia de la fe cristiana, tal como los evangelistas la miraron: fe que es acogida y fiat en la Anunciación (su vocación) y fe que es “salida”, camino hacia los demás, como en la Visitación, Magnificat por lo que  Dios hace con su pueblo, los pueblos de toda la tierra. Desde esa referencia evangélica, la Iglesia la Familia marianista la toma como “patrona” porque nuestro don propio, nuestro carisma es el “espíritu de María”.

“En palabras de Adela 4” en Portada/Fundadores/Adela  o Aquí